El buscador censurado de Google para China podría cerrar definitivamente


Más de un millar de empleados de Google han firmado una carta en protesta por el plan secreto de la compañía para construir un motor de búsqueda que cumpla con la censura local.

Google ha tenido que cerrar parte de su sistema de análisis que estaba usando para el desarrollo de su navegador para China, según informa The Intercept.

Este revés podría significar el cierre definitivo de Dragonfly, nombre clave del navegador chino que está siendo desarrollado por Google, a pesar del descontento interno que ha causado.

El sitio web 256.com es propiedad de Google desde el 2008, pero está hospedado en China. Se anuncia como el homepage de la nación asiática ofreciendo noticias, información del clima y los mercados financieros, entre otras cosas. Integra un buscador que manda la información a Baidu, el buscador más usado de dicha región.

Lo que el equipo de privacidad encontró, fue que Google recopilaba los datos enviados en el formulario del buscador, antes de ser llevados a Baidu. De esa manera podían ajustar la manera en que los chinos solicitan información y hacer un blacklist de los sitios no permitidos en el Gran Firewall de la nación para integrar esa información en Dragonfly.

Esto representa un gran golpe para el equipo detrás de este buscador para China, incluido Sundar Pichai, CEO de Google, ya que llevaban trabajando en este proyecto por alrededor de dos años y planeaban lanzarlo entre enero y marzo del 2019.

Muchos de los equipos que trabajaban en Dragonfly fueron removidos y el proyecto está prácticamente muerto, dijo una de las fuentes a The Intercept.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de YouTube.

COMENTA Y COMPARTE

Déjanos un comentario