Esponjas de cocina son un nido de bacterias

Las esponjas de cocina poseen la segunda carga más alta de coliformes de toda la casa, después de los desagües.
Puede parecernos una afirmación bastante exagerada, pero es la verdad. La esponja o estropajo que utilizamos diariamente para lavar la vajilla, ollas y demás utensilios de cocina, tiene tantas bacterias como el inodoro del baño, según concluyeron científicos de la Universidad de Furtwangen, en Alemania. Ellos descubrieron que un solo centímetro cúbico de estas esponjas puede albergar hasta 50,000 millones de patógenos. Como resultado, si no limpiamos adecuadamente las esponjas o estropajos de cocina, al lavar los platos simplemente los cubrimos con una “capa de gérmenes”.

Según pruebas realizadas, ni el agua hirviendo ni el microondas logran matar las bacterias más resistentes, que son las más perjudiciales para la salud. Lavar las esponjas con detergente tampoco ayuda.

La mejor opción, según el departamento de Microbiología y Patología del Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, es sumergir la esponja de cocina entre 10 y 30 segundos en una solución mezclando nueve partes de agua y una de lejía, siempre usando guantes. Tras sumergir la esponja durante el tiempo adecuado en la mezcla, hay que apretarla para escurrir el líquido y dejarla secar.

esponja-cocina

Fuente: Télam
Imágenes: Flickr

Déjanos un comentario