UCV: Jóvenes adictos suelen provenir de hogares donde no se establecen normas

ucv

En el centro poblado Miramar, del distrito de Moche; y en Salaverry, alumnos de la Escuela de Psicología de la Universidad César Vallejo (UCV) desarrollaron un intenso trabajo comunitario, cuyos resultados fueron expuestos en el marco del “VI Seminario estudiantil de promoción y prevención en problemática psicosocial en el pueblo de Moche”.
Con el objetivo de fortalecer valores, los universitarios lograron realizar labores de diagnóstico, diseño, ejecución y evaluación de acciones en beneficio de la comunidad y con la participación de los pobladores, acerca de temas como: formación de líderes, prevención del embarazo precoz, prevención de la violencia familiar, autoestima de las integrantes de los clubes de madres, mejora de comunicación entre padres e hijos, entre otros.
“Estamos llegando al final de un proceso académico y científico de enseñanza con una realidad concreta, aquí no hablamos de teoría sino de las vivencias de los estudiantes en la comunidad a través de un entrenamiento previo para que ellos hagan este trabajo” agrega Dr. José Tasayco Félix, docente de la UCV, especialista en drogas y adicciones.
Bajo el concepto de fortalecimiento de valores, los universitarios lograron interactuar con problemáticas como: formación de líderes, prevención del embarazo precoz, prevención de la violencia familiar, mejorar el amor propio en club de madres, mejora de comunicación entre padres e hijos, entre otros.
De acuerdo a cada zona de intervención, los problemas de mayor incidencia que se encontraron fueron: inseguridad ciudadana, casos de embarazo precoz, y, sobre todo, deterioro de las relaciones interpersonales en la familia, comprobándose que en muchas de ellas la ausencia de normas se constituye en caldo de cultivo de adicciones y conductas antisociales de los jóvenes.
José Tasayco recomendó la importancia de establecer normas en casa, ya que muchos padres suelen ser permisivos con los hijos, asegurando que el 100 % de los jóvenes que sufren de alguna adicción no tienen normas, pues han vivido desordenadamente, sin trabajar ni estudiar.
“En un 80% hemos logrado sensibilizar a los padres, que han visto la necesidad de cambiar de actitudes, mejorar, inculcar valores, estar más cerca de sus hijos. No se puede dejar a los hijos tan libremente, sino estar en su día a día, hasta que sean adultos y caminen solos”, finalizó Tasayco.

Más noticias: