Un punto de inflexión que lamentablemente, no tiene cuando acabar.

Y es que si bien es cierto, el problema parece ser controvertido tanto por la municipalidad de El Porvenir, como la de Florencia de Mora, la verdad es que solo basta poner los puntos sobre las íes, especialmente en el de los invasores quienes vienen construyendo, indiscriminadamente, en nada más y nada menos, que en el propio terreno concedido por la Beneficencia de Trujillo al grupo empresarial funerario, Jardines de la Paz.

Decenas de tumbas fueron fracturadas, y sacadas de sus lugares por el ímpetu de los invasores, quienes, con la finalidad de apropiarse, ilegalmente, de un espacio que no les pertenece, atentan contra la historia y la familia de decenas de vecinos. Sin embargo, existe un peligro mayor a eso.

Nuestro equipo de Hoy Noticias se comunicó con la representante del grupo empresarial y cuando parecía que podría darnos su versión, no volvió a responder nuestras llamadas. Un espaldarazo a la ignorancia sobre algo que puede resultar bastante perjudicial.

Una total bomba de tiempo, que podría explotar en cualquier momento y que a nadie parece interesarle.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de

TUITEA, COMENTA Y COMPARTE