Luego de que la prefecta regional de La Libertad insinuara que los funcionarios municipales no colaboran lo suficiente con las medidas para prevenir tragedias derivadas de la delincuencia, el alcalde provincial de Virú, Javier Mendoza, respondió con dureza.

El funcionario provincial se mostró en desacuerdo con la idea de tomar medidas extremas durante eventos sociales como la feria de la ciruela, argumentando que la delincuencia no se hace presente en ese tipo de contextos.

Además, Javier Mendoza insiste en la necesidad de declarar el estado de emergencia en Virú, una medida que ya se ha implementado en Trujillo y Pataz con el objetivo de reducir los índices delictivos.

La autoridad también lamentó las carencias de la Policía Nacional en cuanto a recursos humanos y materiales para abordar la creciente delincuencia en su sector, principalmente por las extorsiones.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de

TUITEA, COMENTA Y COMPARTE