Screenshot

Jesús Castillo Polo es un joven investigado por la policía, señalado como uno de los presuntos autores materiales de ataques extorsivos a un local comercial de envío de encomiendas ubicado en la Urb. Rinconada. ¿Qué lo delató? Sus huellas dactilares.

Tras investigaciones policiales y análisis de la carta extorsiva dejada en el lugar, se logró identificar a dos individuos: Esteban Rodríguez Ortiz y el detenido Jesús Castillo Polo. Este último confesó su participación en el caso.

Según el detenido, atentar contra la tranquilidad del empresario tenía un valor de 100 soles, y lo expresó con total desfachatez. Sin embargo, al ser interrogado sobre quién lo había mandado, afirmó temer por su vida.

Una vez detenido, su astucia desaparece, como lo muestra este video. Esperamos que investigaciones como esta se repliquen para que los delincuentes que escriben cartas amenazadoras lo piensen dos veces.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de

TUITEA, COMENTA Y COMPARTE