Una familia instaló una carpa en los exteriores de su inmueble para evitar que el predio sea ocupado por delincuentes. Ellos denuncian que personas de mal vivir falsificaron sus documentos para realizar una venta ficticia y así intentar apropiarse del inmueble.

Una familia ha instalado una carpa en los exteriores de un inmueble para evitar que el predio sea ocupado por un grupo de delincuentes. Ellos denunciaron que personas de mal vivir falsificaron documentos para realizar ventas ficticias y de esta forma intentan apropiarse de este depósito.

Desde hace algunas semanas Jhenny Díaz Quezada y su familia viven en incertidumbre debido a que, según lo han denunciado ante el Ministerio Público, el predio de su propiedad ubicado en la calle Víctor Andrés Belaunde N° 582-584 de la manzana C lote 23 urbanización Santo Dominguito fue vendido falsificando su huella dactilar y su firma a Juan Humberto Benitez Gómez y este a su vez lo vendió a Luis Antonio García Barrera para crear la figura del “Comprador de buena fe”.

Para cuidar su propiedad esta mujer junto a sus familiares han instalado una carpa en los exteriores del inmueble, sin embargo temen por sus vidas debido a que un grupo de delincuentes han intentado tomar el predio por la fuerza.

La cuestionada venta del predio, con los documentos falsificados, según la partida registral de la Sunarp, se produjo el 17 de octubre de 2018 y fue legalizado por el notario Gustavo Ramón Ferrer Villavicencio.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de

TUITEA, COMENTA Y COMPARTE