Estudiantes de la I.E. Víctor Andrés Belaúnde iniciaron el año escolar en condiciones precarias.

Los estudiantes del Colegio Víctor Andrés Belaúnde tuvieron que empezar el año académico en condiciones precarias, debido a que la obra de mejoramiento en su sede sigue paralizada. El director señala que en conversaciones con la comuna de Trujillo los trabajos tardarían cuatro meses.

Más de 600 estudiantes de la Institución Educativa Víctor Andrés Belaúnde iniciaron el año académico 2024 en condiciones precarias. Ello debido a que el mejoramiento de su infraestructura se encuentra inconclusa y paralizada desde hace tres años.

La apertura del año escolar no fue la más óptima para estos alumnos, quienes tienen que recibir clases en aulas prefabricadas, incluso dos secciones del primer año de secundaria deben compartir un mismo ambiente.

Es más, un grupo de estudiantes realiza actividades de educación física en aula, debido a que no cuentan con suficiente espacio ni un toldo para protegerse del sol.

El local, que pertenece al Colegio San Juan, les fue cedido hasta fines de abril y según dijo el director del colegio, pedirán prórroga, pues los trabajos serían culminados en aproximadamente cuatro meses por las conversaciones que sostiene con la comuna provincial de Trujillo.

En tanto, la infraestructura del colegio luce sin puertas, ni ventanas. La obra se encuentra en un proceso de arbitraje.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de

TUITEA, COMENTA Y COMPARTE