Entre discusiones y risas, el pleno del Concejo Municipal decidió por Trujillo.

Con votación unánime, el Concejo Provincial de Trujillo decidió suspender al alcalde Arturo Fernández. El burgomaestre no dejará el cargo de forma inmediata, pues tiene el derecho de apelar.

Por unanimidad, el Concejo Provincial de Trujillo decidió la suspensión de Arturo Fernández al frente de la alcaldía, tras su sentencia en segunda instancia por difamación. El debate se dio según lo estipulado en la ley orgánica de municipalidades.

Los 15 concejales votaron a favor de la suspensión, luego de escuchar la sustentación de tres ciudadanos solicitando tal medida.

Según el proceso administrativo y legal, el burgomaestre no dejará el cargo de forma inmediata, pues tiene un plazo de ocho días para apelar.

De igual manera, Fernández Bazán también tiene un proceso de vacancia en su contra.

Tras la sustentación legal de los petitorios de suspensión, ocurrió un hecho peculiar, Arturo Fernández solicitó al asesor legal de la comuna, sustentar su defensa.

Entre discusiones y risas, el pleno del Concejo Municipal decidió por Trujillo.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de

TUITEA, COMENTA Y COMPARTE