Decenas de madres han dado a luz dentro de búnqueres y sótanos para mantenerse a salvo en Ucrania.

En medio de los bombardeos y ataques rusos la vida se abrió paso. El sótano de un hospital en Kiev se convirtió en una sala de maternidad, donde las mujeres traen nueva vida en un país invadido por Rusia.

Según el director del hospital de maternidad, aseguró que el personal no ha salido del edificio desde el 24 de febrero cuando inició la invasión rusa a Ucrania, y alrededor del 70% se quedan con los pacientes.

En Dnipró, la cuarta ciudad más poblada del país, los médicos de un centro tuvieron que improvisar una habitación para poner a buen recaudo a los bebés de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). El eco de las sirenas de evacuación no dejan de replicar, pero las madres esperan salir a salvo con sus hijos recién nacidos.

A pesar del número de fallecidos sigue en aumento, la esperanza en un futuro mejor sigue viva en Ucrania.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de .

TUITEA COMENTA Y COMPARTE