Caos vehicular continúa generándose a causa de obra no concluida.

En el Óvalo La Marina de Trujillo, una obra de mejoramiento de pista lleva más de dos meses sin terminar. Conductores expresaron su malestar por esta lentitud y solicitan al alcalde de la MPT que supervise de inmediato.

Un caos vehicular continúa generando malestar en conductores y peatones debido a la lentitud en el progreso de la obra de mejoramiento de la pista en la cuadra cinco de la Av. La Marina, que lleva más de dos meses y aún no concluye. Durante las horas punta, el tránsito en el Óvalo La Marina se convierte en un dolor de cabeza. Vehículos de carga pesada, combis, transporte interprovincial y taxis quedan paralizados por varios minutos debido al retraso en la obra, generando dificultades como el riesgo para los peatones al cruzar y para los pasajeros al buscar abordar un vehículo. Conductores incluso invaden la vía inhabilitada para avanzar y llegar a su destino.

Los taxistas aseguran que el único responsable es el alcalde de Trujillo por no supervisar el avance de la obra.

Moradores y comerciantes perjudicados por el retraso en la obra añaden que la policía de tránsito solo llega por algunos minutos durante la mañana cuando la congestión es caótica, y nadie controla la zona. Los peatones tienen que arriesgarse y cruzar por donde pueden, mientras que los taxistas claman por una solución para liberar el tráfico en esta avenida muy transitada.

TE PUEDE INTERESAR

Si te interesa nuestras noticias, puedes seguir nuestras últimas publicaciones por Facebook, Twitter, y puedes suscribirte aquí a nuestro canal de

TUITEA, COMENTA Y COMPARTE